FANDOM


Para otros artículos con el mismo nombre, visita la página de desambiguación.

La Rebelión de los Reyes de las Lunas o Rebelión de la Luna es como se conoce al intento de independencia de las lunas de Saturno después de que Octavia au Lune se coronó a si misma Soberana[1] de la Sociedad.

Fue una rebelión contra la Sociedad dirigida por los líderes del Núcleo.

Antecedentes Editar

En el 683Octavia au Lune decapitó a su padre, el Soberano de ese entonces de la Sociedad, con la ayuda de Nerón au Augusto. Después se coronó a sí misma como la nueva Soberana[2],

Las lunas de Saturno[1] -Hiperión, Titán, Jápeto y Rea-, se rebelaron y se declararon a si mismas independientes.

Desarrollo Editar

Los gobernadores de las lunas de Saturno, aliados con otros Señores de las Lunas del Confín, establecieron su independencia del Núcleo. Se negaron a aceptar la autoridad de Octavia au Lune y pensaban formar su propio reino[3].

Los gobernadores eran testarudos por lo que Octavia envió al Señor de la Ceniza a Júpiter[1] para que hablara en nombre de ella y los persuadiera a rendirse. El gobernador de Rea estaba sentado en el Trono de Hielo del célebre Palacio de Cristal y lo único que dijo fue:

«¿Quién eres tú para insuflarle miedo a un hombre como yo? A mí, que desciendo de la familia que talló el cielo en un lugar donde antaño no había más que un infierno de hielo y piedra. ¿Quién eres tú para obligarme a inclinar la cabeza?». Entonces golpeó al Señor de la Ceniza en el ojo con su cetro. «Vuelve a la Luna. Vuelve al Núcleo. El Exotramo es para criaturas de espaldas más fuertes».

El gobernador de Rea no se humilló[4]. Por lo que el Señor de la Ceniza luego de este interludio pulverizo a Rea[1] con ayuda de armas nucleares.

Resultados Editar

En la destrucción de Rea padecieron más de cincuenta millones de ciudadanos, y como pacto, para mantener la lealtad de los gobernadores de las Lunas, los hijos de los señores de las Lunas una vez que tuvieran la edad suficiente serian trasladados, cuidados y mantenidos en la Luna.

60 años después, el daño causado no había sido olvidado por el Confín. Por lo que en cuando Revus au Raa y su nieta fueron brutalmente asesinados en el Núcleo, los herederos del fallecido archigobernador escaparon. Dos días más tarde, robaron y destruyeron la totalidad de la Flota de Guarnición de la Sociedad en su muelle de Calisto, con la colaboración de los Cordovan de Ganímedes. Declararon la independencia de Ío y presionaron a las otras lunas, más poderosas y pobladas, para que se unieran a ellos. Inicio la Segunda Rebelión de la Luna[5].

Referencias Editar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Hijo Dorado, capítulo 16: El Juego
  2. Mañana Azul, capítulo 63: Silencio
  3. Hijo Dorado, capítulo 28: Los Hijos de la Tormenta
  4. Hijo Dorado, capítulo 18: Manchas de Sangre
  5. Mañana Azul, capítulo 40: Mar Amarillo